habilidades blandas

Las 8 Habilidades blandas más buscadas en el mercado laboral

En Mundana siempre nos interesamos por las formas más eficaces de aprendizaje, por eso hoy te hablamos sobre un concepto, el de las habilidades blandas o soft skills, que quizás desconocías, pero que es vital conocer para tener un futuro laboral mucho más prometedor.

Son fundamentales en la formación educativa, ya que se calcula que actualmente más de la mitad de las empresas a las que irás a solicitar un puesto de trabajo valoran más estas habilidades blandas que las aptitudes técnicas o duras.

¿Pero qué son exactamente? Aunque profundizaremos mucho más, las habilidades blandas se relacionan con la manera en la que interactúas con el entorno, y las duras, sin embargo, serían las que puedes adquirir con títulos académicos.

De esta manera, serán claves no solo para mejorar tu perfil profesional, sino para desenvolverte en sociedad. Así que sigue leyendo si quieres saber mucho más sobre las soft skills y cómo adquirirlas y desarrollarlas fácilmente.

¿Qué son las habilidades blandas?

Las habilidades blandas o soft skills se refieren a aquellas que vas adquiriendo a través de la interactuación con otras personas y la gestión de situaciones cotidianas. No son aptitudes técnicas y no se aprenden en las escuelas.

Sin embargo, actualmente y desde hace ya unos años, las empresas han priorizado muchísimo el hecho de que su cantera de empleados cuente con la mayor cantidad posible de habilidades blandas desarrolladas.

Estas competencias blandas se relacionan con cualidades personales de inteligencia emocional, comunicacional o social. Algunos ejemplos de habilidades soft son la creatividad, la resolución de problemas, la planificación, etc.

Las habilidades blandas importantes en el mundo laboral no solo te serán útiles en este ámbito, sino que las podemos percibir realmente en todos los ámbitos de nuestra vida; se podría decir que definen las distintas maneras en las que te relacionas con el entorno.

Son rasgos que ya vienen impresos en tu personalidad, pero que con práctica, tiempo y determinación pueden desarrollarse y educarse con el objetivo de llegar a ser un líder y profesional más completo.

Se trata no solo de poseer aptitudes técnicas tradicionales como puede ser el dominio de un idioma, sino de potenciar el crecimiento personal como parte fundamental de un crecimiento profesional significativo.

Las habilidades blandas serán determinantes en tu calidad de vida en todos los ámbitos, más allá de si posees o no estudios académicos, por lo tanto, influirán directamente en tu rendimiento laboral.

Importancia de las habilidades blandas en las empresas

Seguro que sabes que poco a poco las visiones sobre los mejores entornos de trabajo evolucionan, y ahora y desde hace ya unos años, la gran mayoría de empresas consideran que contar con unas ciertas habilidades blandas desarrolladas es algo ineludible en tu currículum.

Al fin y al cabo, en casi todos los tipos de empleos las relaciones con los compañeros o los superiores son prácticamente indispensables, así como la gestión de otras muchas áreas que van más allá de las aptitudes técnicas que podrías encontrar en un currículum tradicional.

Actualmente, se ha demostrado que cultivar estas habilidades y priorizarlas en tus empleados está íntimamente relacionado con que aumenten su rendimiento laboral. Además, pueden ser de utilidad en cualquier tipo de tarea asignada al empleado.

Últimamente, se han promovido los cursos específicos en los que las empresas pueden formar en estas competencias blandas a través de otras empresas especializadas a sus empleados, ya que no todo el mundo ha podido o ha tenido la oportunidad de desarrollarlas correctamente.

Diferencias entre las habilidades blandas y las habilidades duras

Las competencias laborales blandas y duras se diferencian principalmente en que las aptitudes técnicas las adquirirás tradicionalmente a través de la enseñanza en los centros educativos, por tanto, son fáciles de medir y detectar a través de certificados.

También las adquirirás y mejorarás más fácilmente a través de materiales específicos como libros o cursos, por ejemplo, cuando tienes un alto nivel en un idioma extranjero, cuando tienes conocimientos en un programa informático o una licenciatura.

Se tratan de habilidades que se relacionan con lo que tradicionalmente se denomina inteligencia, han estado siempre presentes en los currículums a la hora de solicitar un empleo.

Sin embargo, las habilidades blandas son mucho más difíciles de detectar y medir, ya que son subjetivas, aunque cada vez se desarrollan más maneras de identificar competencias de este tipo de forma efectiva en el mundo laboral.

Aunque cada vez hay más cursos y asignaturas enfocadas hacia ellas, no son habilidades que mejorarás normalmente en un centro de enseñanza.

Aun así, adquirir habilidades blandas es indispensable para tu desarrollo diario y tu relación con el entorno, por ello, cada vez se las prioriza más en un entorno laboral, ya que están relacionadas con el éxito directo en este ámbito.

Las 8 habilidades blandas más buscadas por las empresas en la actualidad

La gestión del tiempo y planificación

Esta habilidad blanda está íntimamente relacionada con tu productividad, en este caso en el mundo laboral, implicaría marcar objetivos reales y organizarte de manera efectiva para conseguir buenos resultados en un tiempo limitado.

Algunas formas sencillas para mejorar tu gestión del tiempo serían aprender a priorizar tus tareas, realizar listas el día anterior, decir que no o delegar ciertas funciones o por ejemplo evitar la multitarea.

Habilidades comunicativas

Es una soft skill fundamental que está directamente relacionada con el concepto mismo de las competencias blandas, también hace referencia a tu capacidad narrativa tanto de manera verbal, como escrita.

Por tanto, se trata de poder comunicarte habitualmente de forma efectiva y clara, de cómo te diriges hacia los demás y expresas tus ideas teniendo en cuenta y escuchando las del otro, está muy relacionada a su vez con la asertividad.

Liderazgo e influencia social

Es quizá la habilidad blanda más demandada por las empresas y que más se quiere reforzar en la actualidad, ya que no solo se demandan jefes o trabajadores cualificados, sino que se busca crear a líderes.

Para ser uno de estos líderes deberías contar con una personalidad carismática y con capacidad para movilizar e inspirar a los demás, guiarlos de manera proactiva, ser disciplinado y sobre todo de sacar el máximo rendimiento a las habilidades y cualidades del equipo al que lideras.

Quizá es la habilidad blanda más compleja y que más tiempo lleva desarrollar; aunque hay personas que pueden ser consideradas líderes natas, siempre conviene practicar y formarte en esta soft skill.

Resolver problemas complejos

Se trata de que seas una persona resolutiva que sepa enfrentarse a la adversidad, viendo las distintas perspectivas de una misma situación, analizando su magnitud y posibles consecuencias.

Esta habilidad soft será esencial a la hora de plantear y ejecutar las salidas más exitosas para solucionar las dificultades diarias que surjan en tu entorno laboral.

Creatividad e iniciativa innovadora

Es muy posible que poseas esta habilidad blanda si te consideras capaz de plantear alternativas novedosas y además la manera de realizarlas de manera efectiva. Se trata no solo de tener la idea innovadora sino de analizar racionalmente si puede llevarse a cabo y cómo.

Trabajar en equipo

Esta habilidad está relacionada con la comunicación efectiva con tu entorno, pero implica ser capaz de cooperar de forma respetuosa y efectiva, para aprovechar el potencial de tener a varias personas pensando en un mismo proyecto.

No se trata de que tus capacidades en este caso destaquen, sino de que puedas ponerlas en consonancia lo máximo posible con las del resto para aumentar la productividad final, teniendo en cuenta valores como la honestidad, el respeto o la ética laboral.

Ser flexibles y adaptarse a los cambios

Las personas estamos en constante cambio, al igual que el mundo que nos rodea, siempre puede haber factores que se escapen de tu control y que pueden cambiar una planificación por completo.

Debido a esto, será indispensable saber adaptarte y buscar maneras de salir adelante en el nuevo entorno; esta habilidad blanda se relaciona directamente con el concepto de resiliencia, aunque no necesariamente la nueva situación tenga que ser muy adversa.

Ética, compromiso e integridad

Es una habilidad blanda que trata de destacar el valor de la sostenibilidad, de ser consciente y colaborativo en tu entorno de trabajo con causas que impliquen el bienestar de distintas comunidades

De esta forma se pretende priorizar el objetivo de cuidar nuestro planeta y de la responsabilidad social en un entorno común, más allá de la meta tradicional de toda empresa de generar beneficios.

Realmente hay muchas más para tener en cuenta, sobre todo a la hora de mejorar tu candidatura laboral. Pero tras analizar algunos informes importantes como el ‘The Future of Jobs Report’, podrás concluir que estas son las habilidades blandas que buscan las empresas más frecuentemente ahora mismo.

Destacan también ejemplos de habilidades blandas como la capacidad de reflexión y el pensamiento crítico, la pasión y motivación, la autonomía del individuo o la curiosidad y el interés constante.

¿Cómo desarrollar las habilidades blandas?

Al no tratarse de habilidades duras más específicas, no hay una forma concreta para que adquieras las habilidades blandas, pero sí que hay ciertas fórmulas que pueden ayudarte para ello.

Teóricamente todas las personas pasan por cuatro fases en el proceso de aprendizaje de una habilidad blanda hasta llegar a la fase de competencia inconsciente o integración total, en la que directamente pasa a formar parte de tu personalidad y está presente en todos los aspectos de la vida, sin necesidad de pensar al aplicarla.

¿Pero cómo puedes entrenar tus habilidades blandas de forma práctica y real? En general todas las soft skills se relacionan con el trato con otras personas; por ejemplo, a la hora de empezar a trabajar en cualquier empleo ya estarás desarrollando habilidades blandas que serán útiles para el resto de tu vida, sin darte cuenta.

Un aspecto favorable a la hora de progresar es que muchas de ellas están interrelacionadas; por ejemplo, directamente relacionada con la habilidad comunicativa está la soft skill de la asertividad. También directamente relacionada con la capacidad resolutiva estaría la gestión del estrés y del tiempo.

Pero no hace falta necesariamente que sea una actividad laboral, pueden tratarse de actividades extraescolares o en general cualquiera que implique la inmersión en un grupo de gente de alguna forma, incluso cuando estamos yendo al colegio.

Una forma activa y efectiva de adquirir habilidades blandas es identificar cuales necesitas más, según la actividad laboral que te gustaría desempeñar o cuáles son más carentes en tu personalidad.

También sería interesante que, desde las instituciones educativas, se implanten estrategias de actuación: identificando cuáles son las habilidades blandas más cruciales por desarrollar, formando a los profesores y proporcionándoles los materiales necesarios.

¿Cómo mostrar tus habilidades blandas?

Obviamente a la hora de hacer tu currículum, por muy asertivo que seas, no conseguirás ningún certificado de asertividad para agregarlo y que esto potencie tus posibilidades de ser elegido.

Sin embargo, sí que puedes mostrar tus habilidades blandas de diferentes maneras, antes que nada, resaltándolas en tu CV en el que puedes hacer una sección de soft skills o aptitudes. Tienes que resumir aquellas que consideres más importantes para el puesto y que son tus puntos fuertes.

Además, puedes destacarlas en tus perfiles online profesionales y en tu carta de presentación, explicando por qué crees que has llegado a ese punto de desarrollo de la habilidad blanda y por qué crees que sería útil en el puesto.

En todas las interacciones que tengas con tus futuros posibles jefes es imprescindible que resaltes tus capacidades comunicativas, así como tus valores mostrándote amable y respetuoso.

De esta manera, cuando estés en el momento de la entrevista, en vez de decir que eres una persona a la que le gusta crear un buen ambiente de trabajo y ser amable, muéstrate directamente como tal.

Conclusiones sobre las 8 habilidades blandas más buscadas por las empresas en la actualidad

En definitiva, para mejorar tu candidatura laboral será importante que tengas presente tus habilidades blandas más destacadas y la importancia de desarrollarlas. Si ya cuentas con ciertas aptitudes duras quizá sería un buen momento para que comiences a centrarte en este otro aspecto.

Te invitamos a conocer toda nuestra oferta de cursos, congresos y seminarios para que puedas cumplir todas tus metas desde donde quieras y a tu ritmo, también puedes contactar con nosotros que con gusto te ayudaremos.

En la parte de abajo, déjanos un comentario contando qué te pareció este artículo y si te ayudó a conocer más sobre las 8 habilidades blandas más buscadas por las empresas en la actualidad, o también si tienes alguna duda o sugerencia; así podremos contar con tu valioso aporte.

¡No te pierdas nuestros artículos!

Suscríbete para mantenerte informado y recibe las actualizaciones en tu email. 

Recibirás un email para confirmar que quieres contactar con nosotros y que aceptas nuestra política de privacidad para pasar a formar parte de nuestra base de datos y así podamos responderte según lo establecido en la LOPD y la RGPD.